Desayunos típicos de México I

En las grandes ciudades de México se ha puesto de moda la costumbre de salir a desayunar fuera de casa, por lo que recomendamos que te dejes enamorar por alguno de los siguientes platos típicos de México, que encontrarás en el desayuno e incluso en la cena.

Barbacoa

La barbacoa es uno de los desayunos mexicanos más típicos, que consiste en carne de ternera o cordero deshilachada, que tradicionalmente se cocinaba en un horno bajo tierra, tal y como hemos visto anteriormente en otras elaboraciones.

Barbacoa mexicana
Barbacoa mexicana

 

Se puede utilizar, si se quiere hacer en casa, la olla a presión para cocer la carne junto con sal, ajos, laurel, cebolla, tomillo y unos granos de pimienta negra, y cuando esté tierna la deshacemos y la servimos con un poco de su rico caldo o consomé, acompañada de lima, cebolla fresca y cilantro.

Birria

La birria es un plato delicioso que se prepara con carne de cabrito, de cordero o de ternera, y tiene tanto éxito que incluso hay restaurantes especializados en este plato típico de México, llamados birrierias.

Birria
Birria

 

Esta receta, tradicional de Jalisco, consiste en marinar la carne con diferentes tipos de chile, pulque, ajo, pimienta y orégano, que se cocinan al vapor en hojas de maguey, y se riegan con una salsa de tomate y cebolla asados. Una vez en la mesa, se acompañan con cebolla cruda, limones y cilantro fresco.

Huevos divorciados

Otro desayuno tradicional de la gastronomía mexicana son los huevos divorciados, unos huevos que se sirven sobre una tortilla que lleva salsa verde, hecha con una variedad de tomate verde llamado fresadilla, ajo, sal y aceite, otra salsa roja de tomate, chile serrano, ajo, cebolla y aceite de oliva, y frijoles refritos. Este plato se decora con cebolla fresca, cilantro y lima.

Si quieres empezar el día con huevos, puedes hacerlo también con huevos norteños, un revuelto de cebolla, chile, tomate y carne deshilachada, servidos con las siempre presentes tortillas de maíz.

Huevos a la mexicana

Huevos a la mexicana

Se fríen los tomates, la cebolla y el chile y se le agregan los huevos, que pueden batirse previamente o no. Se sirven con tortillas, claro.

Huevos ahogados

Se calienta la salsa, que puede ser roja o verde, se rompen los huevos y se agregan a la salsa. Se hierven a fuego lento por unos diez minutos y, cuando estén doraditos, es porque están listos.

Huevos rancheros

Hay mil variedades, pero la versión más simple de los huevos rancheros consiste en tortillas de maíz ligeramente fritas, y huevo frito con algún tipo de salsa picante y acompañados de frijoles refritos. Se puede usar huevo revuelto en lugar de huevos fritos.

Huevos rancheros
Huevos rancheros

 

Huevos motuleños

Huevos sobre una tortilla, servidos con frijoles negros y una salsa de tomates, jamón y chícharos. A menudo se incluye plátano, queso y salsas picantes.

 


Ángel Villazón Trabanco es ingeniero, escritor y periodista cultural y te brinda la posibilidad de leer algunos de sus libros:

También puedes leer otros artículos y relatos suyos en esta misma página web: www.angelvillazon.com

Ángel Villazón Trabanco
Ingeniero Industrial
Doctor en Dirección y Administración de Empresas

 




Compre el ebook Senderos de Libertad de Ángel Villazón en FNAC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *