“Humillada” la obra maestra del escritor Ángel Sánchez Rincón

Angel Sanchez - Portada de Humillada
Portada de Humillada

 

Ángel Sánchez Rincón, abulense, es el cuarto hijo de una familia de nueve hermanos, nacido en el año 1952, que ni siquiera estudió primaria, tan solo un año fue a la escuela donde aprendió a leer y a escribir cuando tenía 7 años, y después la educación en la calle le enseño a espabilarse.

Ángel Sánchez Rincón

 

Hoy este hombre, bastante iletrado en un principio, tiene nueve libros publicados, muchas biografías realizadas, e innumerables relatos escritos.

Esta persona, que hoy en día ha aprendido muchas cosas y tiene su propia filosofía de la vida, es alguien que puede hablar casi de cualquier cosa gracias a un envidiable espíritu de superación y al aprendizaje continuo que le brindan la documentación de sus libros, relatos y biografías.

Este aprendizaje, lo realiza parcialmente documentándose exhaustivamente a través de los libros que escribe, desde los más sencillos hasta los más complicados, pasando por algunos de los publicados en las fiestas patronales de Arenas de San Pedro, donde vive desde hace muchos años.

 

Quedamos con él en el Bar Avenida, de Arenas de San Pedro, para saber lo que opina hoy en día de la escritura actual. Lo vemos venir caminando y nos levantamos para saludarlo afablemente, y después tomar un café en este frio invierno abulense, y charlar sobre narrativa.

Como primera pregunta queremos saber si había cambiado muchas veces el final de un libro y nos contesta que sí, porque pensaba que no estaba bien terminado, y porque en muchas ocasiones el final es lo más importante del libro.

Sigue comentándonos que planifica las historias al detalle, antes de escribirlas, que no las dejas surgir sobre la marcha, porque si no, no sabe cómo va a terminar.

Le preguntamos qué cuánto duraba su proceso de documentación, y mientras daba un sorbo al café, nos respondió que “Dependía del libro, pero que el tiempo era largo, por lo menos un par de meses para preparar una novela. Quizás me lleva más tiempo el pensar en el argumento.

Nos dice Ángel Sánchez Rincón, que en general el libro físico es más bonito porque lo puedes ver, tocar y hasta sentir, y el libro electrónico no, pero que quizás muchos jóvenes piensan de forma diferente.

Nos levantamos para dar un paseo por Arenas de San Pedro y nos dirigimos hacia la calle de La Triste Condesa, mientras le pedimos que nos dijera cual había sido el libro que más le había impactado y nos dijo que sin duda el Quijote, que lo vuelve a leer y releer. Pero el libro que más le había gustado era una enciclopedia que tuvo en sus manos de pequeño en el colegio que se llamaba “Enciclopedia Álvarez” que enseñaban en los colegios franquistas y le gustaba mucho, hasta el punto que nos sacó una foto del mismo en el móvil.

Enciclopedia Álvarez

 

Mientras bajábamos por la calle, siguió hablando y nos comenta que de todos los libros que había leído, Cervantes era por supuesto el que más le había gustado, pero hablando de personajes le hubiera gustado mucho ser el actor principal del “Arriero refranero”, libro que ha escrito recientemente.

Refiriéndose a este libro, que los refranes son tan antiguos como la humanidad misma, son formas primitivas de sabiduría popular y rasgos popularizados de la historia de la literatura, de las ciencias y de las artes. En cada tierra tienen su uso y en cada casa su costumbre. El refrán que advierte que cada cual se debe de adaptar políticamente a los usos y costumbres del paraje donde vive, o de los sujetos con quien trate.

Cuando le preguntamos qué le aportaba la escritura, Ángel Sánchez Rincón, reflexionó unos momentos y nos dijo que el conocimiento. Se adquiere mucho conocimiento y es lo que más le gusta, es lo que más valora. Se aprende mucho, analizando las diferentes situaciones que se presentan y en la fase de documentación de los libros.

Ya abajo en Arenas de San Pedro, cerca del Castillo, le pedimos que nos hablara de cómo se había originado su novela “Humillada” y nos contestó que todo comenzó cuando su mujer le dijo que tanto como escribía y no lo había hecho sobre su pueblo. Así, empezó a pensar y a escribir sobre unos hechos reales que su abuelo le había contado y que habían ocurrido en la zona de El Tiemblo con unas familias.

Fue una injusticia muy grande, continuó diciéndonos, una injusticia que cometieron un Juez de Paz y la Guardia Civil, que junto con la situación de los clanes familiares que siempre hay en los pueblos, gente con mucho poder y otros muy pobres que no tenían nada sino su trabajo.

Página de Humillada

 

Bajamos por el Castillo hacia la izquierda, para dirigirnos hacia la Ruta de los Pescadores, le preguntamos lo que van a encontrar los lectores entre las páginas de sus obras, y nos dice que “Muchos datos fidedignos procedentes de originales, y a través de ellos pueden saber lo que ha sido mi vida y los personajes que me ha tocado conocer.

Seguimos caminando y reflexionando nos dice que todos los días escribe por lo menos cinco o seis horas, y que le gusta hacerlo más por la noche que por el día, porque se recrea más y se concentra mejor, y en casa en el comedor, disfruta. “Cuando escribes tomas café, infusión, vino blanco, o cerveza, para que las musas te acompañen y estés en pleno proceso creativo. A veces después de cenar tomo un café y una copa, a lo mejor un vino, pero no soy ni de cubalibres ni de whiskies.

Después de caminar en silencio por la Ruta de Los Pescadores nos habla de otra obra suya, “Andanzas de Pancracio el Sacamuelas” y nos dice que la picaresca es una historia de gentes despiertas, porque más cornadas da el hambre, y nos invita a acompañar a su personaje central “Pancracio” a recorrer por caminos poco hollados, alquerías, aldeas y pueblos de la provincia abulense viviendo de milagro en medio de una guerra. Nos decía que su género favoritos era la picaresca, que le encantaba.

Portada de Pancracio el Sacamuelas

 

Le preguntamos que cuál era el último libro que había leído y nos contesto que Psicosis, novela policíaca de Guillermo Galván, ambientada al final de la guerra civil española, obra de suspense muy bien narrada.

Ya caminando por el monte al lado del río, nos decía que compatibiliza perfectamente la vida familiar, social, e incluso la pintura y la escritura, que las encajaba muy bien por talante y por su forma de ser. También nos dijo Rincón, como lo conoce mucha gente en Arenas de San Pedro, qué con su escritura disfrutan mas los mayores que los jóvenes porque va destinado a ese mundo. Su forma de escribir es para los mayores.

 

Cuando quisimos saber por su próximo reto, nos comenta que quiere escribir sobre la
vida de dos mujeres, o de dos hombres que se quieren. Lo tiene intrigado la homosexualidad, pero que le va a costar porque él no está en ese mundo, y hay que pensar y expresarse en situaciones que desconoce.

Nos comenta que le gusta escribir para sacar a la luz la historia de los antepasados que tuvieron una vida real muy injusta. Dice que su propia vida, su vida personal es sobre lo que le hubiera gustado escribir.

Hacía daño el culto al escritor, quisimos saber, y nos responde que él conoce mucha gente sin estudios, que son los menos cualificados, los que menos saben, y son los que más critican.

Si descubriera miles de copias piratas de tus libros en el mercado negro, ¿qué harías?, quisimos saber, y nos dice que tiene un Libro de García Lorca de cuando éste estuvo en Ávila y tomó apuntes, y años más tarde, cuando le preguntaron por ese libro dijo que los libros cuando salen de casa ya no son de su propiedad.

Ya terminando con la entrevista le preguntamos qué eslogan propondría para una campaña nacional de lectura, y nos contestó que “Si tu quieres que tus hijos lean, que te vean leyendo.” “Es importante para la educación que lean y si yo pudiera ser libro sería uno educativo.

Quisimos saber qué muerte de algún personaje real o de ficción, le ha impresionado, y nos dice que la muerte que le causo más impresión fue la de Chanquete de la serie Verano Azul, y la de la cómica Lina Morgan.

Por último, qué consejo le daría a un autor que se enfrentara a escribir su primera novela, y nos dice que “Lo primero y más importante es la paciencia y que sepan expresarse. Un libro no se hace en dios días, y que prosigan, que no tiren la toalla, que el éxito no se consigue sin paciencia.

Ángel Sánchez Rincón

Ángel Sánchez Rincón

Nueve libros publicados
Numerosas biografías de personajes políticos y no políticos
Innumerables relatos


Este artículo fue redactado por Ángel Villazón Trabanco, ingeniero, escritor y periodista cultural. También puedes leer otros artículos y relatos en esta misma página web: www.angelvillazon.com

Ángel Villazón Trabanco
Ingeniero Industrial
Doctor en Dirección y Administración de Empresas

 




Compre el ebook Senderos de Libertad de Ángel Villazón en FNAC.

Sigue Senderos de Libertad en Facebook para conocer las novedades, relatos y extractos publicados sobre el libro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *