El Dios Sobek

Sobek

Sobek fue el Dios cocodrilo, el Dios de la fertilidad y de la vegetación, tenía un carácter benéfico y los orígenes nos narran que fue el creador del Nilo y que este gran rio habría surgido de su sudor. Es representado como un hombre con cabeza de cocodrilo y también en la Baja Época puede aparecer con cabeza de halcón, toro, carnero o león.

Era “Señor de las aguas” y se le creía emergido del caos en la creación del mundo y no un devorador de hombres. En su aspecto maligno se le representa como un demonio de la Duat, del más allá, y se le asoció a Set porque generaba peligro y desorden. En alguna versión del mito de Osiris se dice que Set se escondió en el cuerpo de un cocodrilo para escapar sin castigo por su crimen. Sin embargo colaboró en el nacimiento de Horus y ayudó a destruir a Set y a rescatar a los hijos de Horus de las aguas, por orden de Ra.

Su morada estaba al este de la montaña de Baju, por lo que recibía el nombre de “Señor de Baju” teniendo allí un templo. En la ciudad de Cocodrilópolis era considerado el señor universal.

Su centro de culto se remonta a las primeras dinastías y era en Shedet, Cocodrilópolis, en el lago Moeris, luego en Nubt y posteriormente en Tebas. En el santuario de El Fayum tenían un cocodrilo sagrado vivo, Petesuchos, que consideraban como la encarnación del dios y al que mantenían en el estanque del templo, con brazaletes y collares de oro. El cocodrilo era alimentado con pan, carne y vino, alimentos ofrecidos por los peregrinos que se acercaban hasta el templo a observarle. Un sacerdote se acercaba al animal y le abría la boca mientras otro le daba las ofrendas.

El Faraón Sobekhotep tomó su nombre, que significa «Sobek está satisfecho»; aunque la primera que se puso bajo su protección fue la reina Sobeknefrure.




Compre el ebook Los enanos de Ángel Villazón en Casa del Libro.

Compre el ebook Los enanos de Ángel Villazón en El Corte Inglés.

Sigue Los enanos en Facebook para conocer las novedades, relatos y extractos publicados sobre el libro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *